Endometriosis
5 (100%) 1 vote

Endometriosis: cáusas, síntomas y tratamientos de esta enfermedad ginecológica

La endometriosis es una enfermedad ginecológica que afecta a una de cada diez mujeres de entre 20 y 40 años. Se trata de una enfermedad poco común y por eso muchas mujeres la sufren durante años sin que esté diagnosticada, y por tanto empiezan a seguir un tratamiento muy tarde.

Sin embargo, desde hace unos meses esta anomalía ginecológica ha recibido más atención gracias a Laetitia Milot, que ha compartido su batalla contra la endometriosis. Muchas mujeres sienten que no pueden lidiar con la endometriosis, están agotadas por el dolor y los médicos no las comprenden.

Si cree que puede padecer de endometriosis o la padece, a continuación respondemos a todas sus preguntas sobre esta enfermedad, sus causas, sus síntomas y, por supuesto,  los tratamientos contra la endometriosis.

Lo que debe saber sobre la endometriosis

La endometriosis se caracteriza por la presencia de fragmentos anormales de endometrio. El endometrio es el tejido que tapiza el interior del útero. Si funciona de manera normal y correcta, esta capa se espesará frente a la posibilidad de un embarazo, y si éste no se produjera, se desprenderá dando lugar a la regla. A continuación, esta capa volverá a renovarse.

En las mujeres que padecen de endometriosis, este tejido se desarolla fuera del útero y, por tanto, no puede eliminarse. La endometriosis se localiza principalmente en la zona de los ovarios con la formación de quistes, en las trompas, el peritoneo, y en las zonas situadas entre la vejiga, la vagina, el útero y entre la vagina y el recto.

Hoy en día la causa de la endometriosis sigue siendo desconocida, y los médicos desconocen por qué algunas mujeres la padecen y otas no.

Los síntomas

Los síntomas de la endometriosis varían de una mujer a otra y pueden ser muy diversos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el síntoma principal es el dolor, que se manifiesta de distintas formas:

  • Fuertes dolores durnate la regla. En este caso se trata de dismenorrea
  • Dolores durante las relaciones sexuales
  • Dolores al defecar
  • Frecuentes dolores pélvicos
  • Dolores durante la micción
  • Dolores abdominales
  • Dolores lumbares

Estos son otros síntomas principales de la endometriosis:

  • Reglas abundantes desde el tercer o el cuarto día del ciclo
  • Perturbación del ciclo menstrual
  • Sangrado premenstrual
  • Aparición de quistes
  • Diarrea, nauseas o estreñimiento
  • Sangre en la orina o sensación de quemazón al orinar
  • Fatiga crónica

Es posible que la endometriosis no provoque ningún síntoma, y en ese caso seguramente se diagnostique al realizar un panel de fertilidad si una mujer está teniendo dificultades para quedarse embarazada.

¿Es una enfermedad curable?

Lamentablemente, no.  Las mujeres pasan por periodos durante los cuales no tiene la regla, como la menopausia o el embarazo, y que pueden interrumpir los síntomas de la menopausia.

Existen tratamientos que mejoran los síntomas, pero actualmente no existe ninguno que cure la enfermedad. Todos los tratamientos tienen un efecto “suspensivo”, pero no curativo.

Posibles tratamientos contra la endometriosis 

Tratamientos medicamentosos

El síntoma principal es el dolor, y se trata de manera sintomática. Seguramente tenga que empezar a tomar analgésicos y antiinflamatorios no esteroides.

Sin embargo, lo más común es que las mujeres que padecen endometriosis tengan que seguir un tratamiento hormonal. Su función es eliminar la regla (amenorrea), lo que disminuirá los dolores:

Es el tratamiento más recomendado, ya que está cubierto de un progesstativo que disminuye de forma considerable la regla y, por tanto, los dolores conectados con la endometriosis. Este dispositivo intrauterino tiene una eficacia de aproximadamente un 70 % a la hora de tratar los síntomas de la endometriosis.

  • Una píldora progestativa

Si su ginecólogo le receta una píldora progestativa su función será interrumpir la ovulación y la liberación de hormonas que estimulan el tejido endometrial ectópico, responsable de los síntomas de la endometriosis. La eficacia de este tipo de tratamientos es de aproximadamente un 40 %.

  • Tratamiento continuo con una píldora estroprogestativa

Los ginecólogos suelen recomendar este tratamiento a la hora de lidiar con los síntomas de la endometriosis. Se trata de tomar la píldora sin respetar el periodo de 2 semanas de descanso entre 2 tabletas.

Este tratamiento continuo provoca una atrofia del endometrio y, por tanto, de la enfermedad, impidiendo que se produzcan reglas dolorosas.

El Danazol es una hormona sintética cuya función es bloquear la secreción de ovarios, provocando una menopausia artificial.

  • Análogos de GnRH o LHRH

Se trata de medicamentos inyectables cuya función es provocar una menopausia artificial al reducir los niveles de estrógenos artificialmente. Tenga en cuenta que este tipo de tratamientos tienen efectos secundarios iguales a los de la menopausia, es decir, sofocos, sudores nocturnos y osteoporosis.

Además, tendrá que tomar un tratamiento « add back therapy » para lidiar con los efectos secundarios, principalmente la administración de estrógenos bajo el control de un médico.

La cirugía

Si el tratamiento médico recetado no es eficaz y no consigue calmar los dolores de la paciente o si la enfermedad empeora, una posible opción es la cirugía de exéresis de lesiones mediante laparoscopia.

Esta intervención consiste en extraer los nódulos o los quistes responsables de los dolores, y sus efectos son eficaces a largo plazo. Su médico o su ginecólogo podrá explicarle los detalles de la cirugía y sus riesgos, en especial los relacionados con la anestesia.

El diagnóstico

Si cree que padece de endometriosis, consulte a su médico  (que seguramente la derive al ginecólogo) o directamente a su ginecólogo. Para poder establecer un diagnóstico, es posible que tenga que someterse a varios exámenes:

Consistirá en realizar una inspección visual y, a continuación, una palpación. El objetivo del examen táctil es identificar la presencia de lesiones y quistes. Para obtener un diagnóstico más acertado, lo más recomendable es realizar este examen durante la menstruación.

Es posible que su ginecólogo deba realizar además un examen rectal si sospecha que la endometriosis ha alcanzado la pared posterior, sobre todo si se queja de dolores a la hora de defecar.

Es posible que su ginecólogo decida realizar un análisis biológico o una laparoscopia.

Infertilidad: la complicación más frecuente

El riesgo de infertilidad es una de las complicaciones más graves de esta enfermedad. Los tejidos excedentes que se forman pueden tener un efecto negativo sobre la fertilidad, ya que impiden que los ovarios funcionen correctamente.

El tejido uterino desplazado puede afectar a la anidación del óvulo fecundado, o la presencia de un quiste puede impedir que se produzca la fecundación. De hecho, es muy común que una mujer descubra que padece de endometriosis tras realizar un estudio de fertilidad.

Entonces, ¿cómo pueden las mujeres que padecen de endometriosis quedarse embarazadas? Existen distintas soluciones, que han sido objeto de muchos estudios. Este es el caso de la estimulación ovárica y la inseminación artificia, la fecundación in vitro o la FIV.

Estos estudios han mostrado un índice de embarazos por ciclo de un 100 % con inseminación artificial, de un 47 % con FIV y de un 44 % con FIV después de que la inseminación artificial haya fracasado.

Es importante no confundir la infertilidad con la esterilidad. De hecho, la mayoría de las mujeres que padecen esta enfermedad pueden quedarse embarazadas, ya sea espontáneamente o después de haber seguido un tratamiento.

¿Cómo llevar una vida normal con endometriosis?

La endometriosis no solamente provoca dolor físico, sino que también puede provocar estragos psicológicos. Es una enfermedad poco conocida, que los médicos suelen tener problemas en diagnosticar, y tomar un tratamiento a diario puede resultar complicado, sin mencionar las dificultades para quedarse embarazada.

Cuando una mujer padece de endometriosis, su pareja también sufre las consecuencias, al igual que toda la familia. Estas mujeres necesitan a alguien que las escuche. Visitar a un psicólogo a un terapeuta puede ser una buena idea para que las pacientes puedan, por fin, encontrar el apoyo que necesitan.

Algunas pacientes necesitan hablar sobre los dolores, y otras simplemente necesitan ser escuchadas y hablar sobre sus dificultades para quedarse embarazadas. Es muy frecuente que algunas mujeres se sientan aliviadas al hablar de su enfermedad y de sus dolores.

Algunas querrán hablar sobre su enfermedad cuando esté más avanzada, otras preferirán hacerlo desde el principio. Si este es su caso, ¡no dude en hacerlo!

Preguntas frecuentes sobre la endometriosis

Seguramente se haga muchas preguntas sobre la endometriosis, y por eso hemos decidido hacer una lista con las preguntas sin respuesta más frecuentes que hemos encontrado en los foros dedicados a la endometriosis. Si tiene otras preguntas, no dude en ponerse en contacto con nosotros o a hablar con su médico de cabecera o su ginecólogo.

¿Hay alguna forma de prevenir la endometriosis?

Hoy en día es imposible prevenir la aparición de lesiones endometriales.

Est-elle une maladie héréditaire ?

Según algunos investigadores, es posible que algunos genes puedan conllevar una predisposición a padecer esta enfermedad, pero no se ha identificado de qué genes se trata.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Reglas muy largas, tener la primera regla a una edad temprana, dolores menstruales intensos durante la adolescencia, malformaciones genitales y/o reglas abundantes.

Conclusión

Gracias a los testimonios de “celebridades” que padecen esta enfermedad y han hablado de su batalla para obtener un diagnóstico y poder tener hijos, la endometriosis ya no es tan desconocida como lo era hace unos años.

Es esencial conocer bien los síntomas y consultar a un ginecólogo. A pesar de que se trata de una enfermedad que a día de hoy no tiene cura, existen soluciones para aliviar los síntomas y “adormecerlos”. No dude en consultar a su médico.

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments