Medias y calcetines de compresión: ¿por qué, cuándo y cómo utilizarlos?

Medias y calcetines de compresión: ¿por qué, cuándo y cómo utilizarlos?
5 (100%) 3 votes

No suelen ser muy populares entre aquellos que tienen que utilizarlos, y sin embargo suelen ser muy útiles y, sobre todo, necesarios en un gran número de situaciones. Las medias de compresión, también conocidas como medias de contención, suelen recomendarse a aquellos pacientes que padecen de varices y de insuficiencia venosa, entre otros.

¿Por qué se recomiendan, cómo elegir los adecuado, cómo colocarlos bien o incluso cómo limpiarlos, vamos a responder a cualquier pregunta que tenga sobre las medias y los calcetines de compresión, ¡y verá cómo no es tan terrible!

¿Tiene prisa? Haga clic aquí para acceder directamente a nuestras recomendaciones de medias de compresión.

Todo sobre las medias de compresión

Las medias de compresión son medias elásticas que mejoran la presión sanguínea al ejercer presión, con el objetivo de mejorar la circulación facilitando que la sangre circule hasta el corazón. Están clasificadas en distintos grados de compresión, que varían dependiendo de la prescripción médica.

La presión que ejercen impide que la sangre se acumule en las venas, y mejora la circulación. Las medias de compresión permiten reducir la intensidad del dolor, además de la aparición de complicaciones.

La compresión no es una invención reciente. De hecho, hacer presión sobre una zona dolorosa es, de hecho, un reflejo natural cuando se experimenta dolor. Se trata de algo que existe desde la prehistoria, y sin embargo, la compresión como la conocemos hoy en día surgió más bien en la época del antiguo Egipto, de la que tenemos muestras de vendajes apretados con fines médicos.

En la actualidad, las medias de contención suelen recetarse para el tratamiento de distintos problemas.

Las medias de contención ya no son solamente para las abuelitas. De hecho, existen en forma de calcetines, medias y leotardos, de color negro o color carne, e incluso de encaje. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que las medias de contención son en primer lugar y sobre todo un producto médico indispensable para tratar ciertas patologías.

bas de contention venoflex

Des bas de plus en plus variés !

Medias para el cansancio y medias de compresión: ¿cuál es la diferencia?

Los pacientes suelen confundirlas, y sin embargo son productos diferentes. La principal diferencia es que las medias para el cansancio comprimen mucho menos que las medias de compresión. Por tanto, las medias para el cansancio se utilizan como una solución preventiva, y su función se limita a comprimir las venas superficiales.

Las medias contra el cansancio se utilizan sobre todo para prevenir la aparición de varices, o para evitar la sensación de piernas pesadas. Además, no están cubiertas por la seguridad social, mientras que las de compresión sí.

Distintos tipos de medias de compresión

No todas las medias de compresión son iguales, y se clasifican según la presión que ejercen. Por ejemplo, las medias de contención de clase 1 y 2 se recomiendan en casos de insuficiencia venosa moderada.

La función de las medias de compresión de tipo 2 es actuar sobre las venas que se encuentran en el músculo, mientras que las medias de compresión de tipo 3 y 4 se utilizan principalmente en casos de insuficiencia venosa avanzada. Como es lógico, será su médico quien decida qué clase de medias es la más adaptada a su patología.

Medias de compresión: ¿por qué se recomiendan?

Las medias de compresión se recomiendan en los siguientes casos:

Es extraño que una persona nunca haya experimentado la sensación de tener las piernas pesadas. Suele pasar después de un trayecto largo en coche, en avión, o si tenemos que pasar mucho tiempo de pie por motivos de trabajo.

En este tipo de casos, las medias de compresión permiten una mejor circulación sanguínea que reduce la sensación de piernas pesadas.

Ponerse medias de compresión: nuestros consejos

¿Su médico le ha recomendado medias de compresión? En ese caso, le presentamos una serie de consejos muy sencillos que puede poner en práctica antes de ponerse las medias de compresión:

  • Lo mejor es que se ponga las medias de compresión lo antes posible después de despertarse y de haberse aseado. En algunos casos, es posible que el médico le recomiende ponérselas incluso antes de haberse levantado de la cama
  • No se ponga crema o leche corporal en las piernas
  • Si tiene una herida en la pierna, le recomendamos que se ponga una compresa estéril para evitar cualquier fricción

A continuación, le explicamos cómo ponerse las medias de compresión. Para evitar caerse, le recomendamos que se siente en una silla baja. Estas son las etapas para que pueda ponerse las medias fácilmente:

  • Dele la vuelta a la media de forma que solamente el pie quede al derecho
  • Introduzca primero la punta del pie y a continuación el talón en la media de compresión
  • Desenróllela hasta el tobillo
  • Ahora, ascienda deslizando el tejido elástico por su pierna y hasta su muslo
  • Tenga cuidado de no doblarla, pero tampoco tire demasiado para que la presión sea la misma en toda la pierna
  • A continuación, puede mojarse las manos y pasarlas por la media con un ligero masaje ascendiente, para que se ajuste bien

enfiler bas de contention tutoriel

Si tiene problemas para ponerse sus medias de compresión, puede ponerse talco en los talones o utilizar un deslizador de medias de compresión. Si tiene una enfermera que realice cuidados a domicilio, ella puede ayudarle. Le recomendamos que se quite los anillos, se corte las uñas y compruebe si el interior de las medias está en buen estado para evitar estropearlas.

¿Cómo elegir mis medias de compresión?

Para empezar, tendrá que medirse bien la pierna para elegir el tamaño adecuado. Hágalo por la mañana, cuando las piernas todavía no están hinchadas.

  • Mida el contorno del tobillo en el punto más estrecho.
  • A continuación, mida la circunferencia de la pantorilla, en su parte más ancha.
  • Entonces, mida la circunferencia de su muslo en la parte más ancha, justo bajo las nalgas.
  • Ahora, mida la distancia que va desde la parte inferior de las nalgas hasta el suelo.

Si le resulta complicado tomar estas medidas, puede dejar que lo haga su médico o farmacéutico.

Hoy en día hay muchas opciones distintas cuando se trata de medias de compresión, cosa que no ocurría hace unos años. Por ejemplo, puede elegir entre calcetines, medias o leotardos. Su función es muy parecida, por lo que se trata de una elección personal. Sin embargo, deben adaptarse a su morfología y no comprimir ninguna variz.

mesurer bas contention

Además, puede elegir entre distintos materiales. Los más recomendados a aquellas personas que suelen transpirar son el algodón, el lino o incluso el bambú, ya que son materiales muy transpirables.

En cuanto el color, también existen más opciones en la actualidad. Por razones estéticas, las medias de compresión cuyo color se parece más al de la piel son las más compradas.

¿Cómo limpiar las medias de compresión?

Es muy sencillo limpiar sus medias de compresión. En algunos casos (se indicará en las instrucciones), podrá lavarlas en la lavadora a  30°. Sin embargo, lo más recomendable es lavarlas a mano con agua templada y jabón neutro.

A continuación, enjuáguelas y escúrralas sin torcerlas. Para dejarlas secar, lo más recomendable es ponerlas en una superficie plana al aire libre. No las meta en la secadora ni las planche.

Cobertura médica de las medias de compresión

Le hará falta una receta médica para poder comprar medias de compresión. Además, de esta manera podrá obtener un reembolso por parte de la seguridad social o de su seguro privado.

Las medias de compresión de tipo 1, 2 o 3 están cubiertas en un 65 % por el seguro médico, que está fijado a 22,40 € para medias hasta la rodilla, 28,78 € para medias y 42,03 € para leotardos.

Del resto puede encargarse su seguro privado.

Preguntas frecuentes que los usuarios publican en los foros sobre las medias de compresión

No resulta fácil llevar medias de compresión por primera vez. Si es su caso, hemos hecho una lista de las preguntas más frecuentes que hemos encontrado en los foros sobre las medias de compresión, y vamos a responderlas. Si tiene alguna otra pregunta, ¡no dude en ponerse en contacto con nosotros!

¿Debo utilizar las medias de compresión todos los días?

Sí. Para una mayor eficacia, los médicos recomiendan utilizar estas medias a diario. Sin embargo, en algunos casos y si solamente tiene problemas de circulación leves, puede utilizarlas solamente mientras realiza actividades que empeoran la circulación, como largos periodos de tiempo de pie, viajes en avión o alguna actividad deportiva.

¿Necesito una receta médica para comprar medias de compresión?

Sí. No podrá comprarlas si no dispone de una prescripción médica.

¿Cuánto tiempo me durarán mis medias de compresión?

Si las utiliza a diario, durarán aproximadamente 3 meses.

¿Debo llevarlas por la noche?

Por la noche, la compresión no resulta útil ya que no se produce estasis. De hecho, ni siquiera es recomendable llevar las medias por la noche.

Conclusión

Cuando un médico receta unas medias de compresión, los pacientes suelen quitarle importancia y no ponérselas. Sin embargo, son muy necesarias. La razón más común por la que los pacientes se niegan a utilizarlas es que no resultan estéticas, pero hoy en día las medias de comprensión son mucho más discretas y estéticas.

Cuesta un poco acostumbrarse a llevarlas, pero pronto verá cómo la comodidad y el alivio que proporcionan las medias de compresión le convencerán en seguida. Las medias de compresión proporcionan un alivio inmediato, y su función es verdaderamente terapéutica.



My-Pharma.info
 

«Le courage de se soigner seul n’appartient qu’à l’homme qui a le courage de faire face à la mort» (La...

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments