Dispareunia: causas, síntomas y tratamientos de esta disfunción sexual

Una de cada diez mujeres sufre de dispareunia, que está considerado una de las disfunciones sexuales femeninas más comunes después de la anorgasmia. En cuanto se habla de problemas de sexualidad, es inevitable que surjan los tabúes.

En la mayoría de los casos, as mujeres que experimentan dolor al mantener relaciones sexuales no suelen hablar de ello. Sin embargo, existen soluciones a este problema, dependiendo de cuál sea la causa de la dispareunia. Si sufre de esta disfunción sexual, es fundamental que sepa que tiene solución, y que no es una patología poco común.

Si padece de dispareunia y tiene preguntas sin respuesta, las responderemos en esta guía completa sobre la dispareunia, sus causas y sus tratamientos.

La dispareunia en pocas palabras

La dispareunia es una disfunción sexual caracterizada por un dolor genital recurrente o persistente que aparece con cualquier intento de penetración. El dolor puede presentarse en un sitio concreto o en varios sitios al mismo tiempo.

Si padece dispareunia, experimentará dolor en la entrada o en el interior de la vagina, en la zona de la vulva o del perineo, cerca del hueso del pubis o en el clítoris, alrededor de la vejiga, de la uretra o en la zona de las ingles.

Se trata de dispareunia superficial si el problema aparece al principio de la penetración y si experimenta el dolor el la vulva, el clítoris, el vestíbulo y la vagina. Se trata de dispareunia profunda si siente el dolor en el interior de la vagina, y más concretamente cuando el pene entra en contacto con la vagina.

Existen dos tipo de dispareunia. Se trata de dispareunia primera cuando el dolor siempre ha estado presente, y secundaria si el dolor aparece después de tener una serie de relaciones sexuales sin que haya dolor. Al contrario que ocurre con el vaginismo, lo más común es que la dispareunia sea de tipo secundario.

Síntomas de esta disfunción sexual

Los síntomas pueden variar dependiendo de la mujer. Algunas solamente experimentarán dolor, mientras que otras mujeres también pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • Sensación de quemazón
  • Pinchazos
  • Sensación de desgarro
  • Picores
  • Comezón
  • Contracturas espasmódicas

Sin embargo, el síntoma común que experimentan todas las mujeres que sufren de dispareunia es el dolor.

Causas de la dispareunia

Son muchas las causas que pueden provocar la dispareunia, y pueden ser de origen fisiológico o psicológico.

Causas fisiológicas

  • Infección vulvovaginal
  • Inflamación del cuello del útero
  • Micosis vaginal
  • Quistes en los ovarios
  • Endometriosis
  • Menopausia
  • Sequedad vaginal
  • Estrechez inusual de la vagina
  • Lesiones producidas después de un parto, por ejemplo a causa de una episiotomía
  • Útero retrroverso
  • Vaginismo

Es fundamental que consulte a su médico para determinar cuál es la causa de su dispareunia.

¿Cuándo debo consultar a mi médico?

Si hace tiempo que experimenta dolor cuando se produce la penetración, es conveniente que consulte a su médico de cabecera, que podrá determinar si la causa es fisiológica o psicológica. Dependiendo de cuál sea la causa, su médico le derivará a un ginecólogo o a un sexólogo. No lo deje para más tarde.

  • El dolor aparece cada vez que tiene relaciones sexuales
  • Siente el dolor en el interior de la vagina.
  • El dolor sigue presente después de tener relaciones
  • El dolor va acompañado de picores y sequedad vaginal

Es fundamental que actúa cuanto antes. En primer lugar, claro está, por los dolores. Pero además, la dispareunia hace que las mujeres se sientan extrañas, experimenten vergüenza y pierdan seguridad en sí mismas. Además, a causa del dolor suelen querer evitar tener relaciones sexuales, lo cual puede causar problemas en la pareja, e incluso la ruptura.

Dispareunia: ¿cuáles son sus tratamientos?

El tratamiento variará dependiendo de la causa que provoque la dispareunia. Es muy posible que tenga que seguir un tratamiento físico y psicoterapéutico para superar este problema. A continuación le presentamos los tratamientos más comunes contra la dispareunia:

  • El gel lubricante

El gel lubricante es el tratamiento más comúnmente utilizado. Se utiliza durante el sexo para disminuir el dolor, y además contribuye a aumentar la sensación de placer.

  • La cirugía

En algunos casos, es posible que sea necesario intervenir quirúrgicamente, por ejemplo, si la dispareunia se debe a una endometriosis o a tumores. La cirugía suele combinarse con in tratamiento de psicoterapia.

  • Anestesia local

La anestesia local en forma de pomada a base de lidocaína debe aplicarse durante varias semanas antes de tener relaciones sexuales. Esto hará que el dolor disminuya, e incluso que desaparezca. Puede utilizarla hasta que descubra qué es lo que está causando el problema, o en combinación con un tratamiento de sexoterapia o psicoterapia.

  • Terapia de sustitución hormonal

Si la dispareunia está asociada con la menopausia y sus síntomas, es posible que haya que recurrir a un tratamiento hormonal sustitutivo

Si la causa de la dispareunia es una infección, su ginecólogo podrá recetarle un tratamiento médico adaptado a su caso.

dyspareunie sexuelle

Sexoterapia y psicoterapia: ¿son soluciones eficaes?

En la mayoría de los casos, si sufre de dispareunia lo más recomendable es recibir un tratamiento de sexoterapia. La fisioterapia pelviana es, por ejemplo, una de las más eficaces. Permite actuar directamente sobre el dolor y aliviar la tensión muscular local. Su función es relajar los músculos de la pelvis.

Su eficacia reside en una serie de técnicas manuales, ejercicios de contracción y relajación de los músculos, etc. También puede ser recomendable utilizar dilatadores vaginales.

Durante las sesiones, se realizan cuidados psicosomáticos y, aedmás, se permite a las mujeres descubrir su propia anatomía.

La sexoterapia cognitiva y conductual también ofrece muy buenos resultados. Su eficacia para lograr una desensibilización progresiva de la ansiedad ligada a la penetración y el miedo a experimentar dolor ha sido comprobada. Este tipo de terapia permite a la paciente reconocer los pensamientos que controlan la intensidad del dolor y los sentimientos que provoca.

Un tratamiento de sexoterapia o psicoterapia no siempre resulta sencillo, y llamar a la puerta de este tipo de profesionales de la salud puede resultar complicado. Sin embargo, tenga en cuenta que en un 80 % de los casos, la sexoterapia puede acabar con la dispareunia.

La dispareunia en pareja

Esta disfunción sexual se hace notar en la pareja. Si sufre de dispareunia, es importante que lo comente con su pareja y que le haga saber que el dolor que siente no es su culpa, y que no es él el que le hace daño.

Es crucial que no se calle el problema y que no intente poner excusas para evitar la penetración. Explíquele a su pareja que se trata de una enfermedad. Una buena idea es consultar a un sexólogo o terapeuta en pareja. No dude en incluir a su pareja en el proceso de tratamiento.

Mientras intenta dar con la causa de la dispareunia, no olvide que existen otras maneras de encontrar placer en pareja, y hágale ver que le importa su vida sexual tanto como a él.

Conclusión

Sus causas son muy diversas, pero todas pueden tratarse. Si el dolor persiste, es indispensable que consulte a un profesional de la salud. No lo deje para más tarde, ya que las consecuencias pueden ser graves para su pareja, y le supondrá un problema cada vez que quiera tener relaciones sexuales.

Entre más espere para consultarlo, menos habituales serán el deseo y la excitación sexual, y más se agravará el sentimiento de malestar que provoca la dispareunia en la pareja. No olvide que la causa puede ser médica, y que es posible que necesite un tratamiento.

Dispareunia
5 (100%) 1 vote