Eyaculación precoz
5 (100%) 3 votes

Eyaculación precoz: causas, síntomas y tratamientos para retrasar la eyaculación

La eyaculación precoz, también conocida como eyaculación prematura afecta de un 15 a un 30 % de los hombres al menos una vez en la vida. Es la disfunción sexual más frecuente, incluso por encima de la disfunción eréctil. No se trata de una enfermedad propiamente dicha, pero aquellos que la padecen suelen tener problemas para sobrellevarla. 

Solamente un  8 % de los hombres afectados se atreven a hablar de ello, sobre todo con su pareja. Sin embargo, la eyaculación prematura no es un problema sin solución, y existen muchos tratamientos para retrasar la eyaculación.

¿Cuáles son estos tratamientos? ¿Cuáles son las causas de la eyaculación precoz? ¿Cómo puede evitarse? ¿A quién debe consultar? ¿Cuáles son las consecuencias para los hombres? ¿Qué papel cumple la pareja? Respondemos a todas sus preguntas en esta guía dedicada a la eyaculación precoz y sus tratamientos.

Priligy: el tratamiento más recomendado para combatir la eyaculación precoz

priligy

Priligy es el tratamiento más recetado a hombres que desean volver a tomar el control de su eyaculación y poner fin a la eyaculación precoz.

El principio activo de Priligy es la dapoxetina. Es una molécula inhibidora de la recaptación neuronal de serotonina, que se utiliza principalmente como antidepresivo.

Al mantener elevados los niveles de serotonina, se sentirá más seguro de sí mismo, menos estresado, tendrá menos miedo (de eyacular demasiado rápido, por ejemplo…), y podrá mantener una actividad sexual más larga y placentera. 

Haga clic aquí para comprar Priligy

La eyaculación precoz: definición

Como su nombre indica, la eyaculación precoz es una eyaculación que se produce demasiado rápido. La noción del tiempo no es lo principal, ya que se produzca en el momento de la penetración o 5 minutos después, el problema es el mismo: la falta de control.

Se habla de eyaculación precoz si se produce como un acto reflejo, es decir, que escapa al control de la voluntad del hombre una vez que se ha alcanzado cierto nivel de excitación sexual.

Existen dos tipos de eyaculación:

En este caso, la eyaculación es muy rápida y se ha producido desde el principio de la vida sexual del hombre. En el 70 % de los casos, la eyaculación primaria sigue produciéndose a lo largo de toda la vida del hombre, y en algunos casos puede empeorar con el tiempo. Este tipo de eyaculación afecta al 60 % de los hombres que sufren de eyaculación prematura.

Las causas de la eyaculación precoz

No siempre se puede dar con la causa de la eyaculación precoz, pero lo más común es que se trate de causas psicológicas o causas biológicas. Vamos a explicarlo detalladamente:

Las causas psicológicas

La primera causa más evidente cuando un hombre padece de eyaculación precoz es el estrés. El estrés por el trabajo, la familia, la vida diaria o la vida social pone a prueba los nervios de algunos hombres. Por desgracia, la consecuencia es un impacto negativo en la eyaculación, ya que los niveles elevados de estrés afectan al subconsciente.

Si el estrés es el responsable del problema, lo más probable es que al principio las eyaculaciones sean precoces de mantera intermitente. Pero si no se actúa, pueden presentarse de forma permanente.

Cuando se producen eyaculaciones prematuras, terminan siendo un motivo de estrés importante para el hombre, que perderá la confianza en sí mismo y tendrá miedo de defraudar a su pareja. Por tanto, en el momento del acto sexual la presión será aún mayor y terminará por eyacular de forma prematura. Se trata de un círculo vicioso.

Otra de las causas detrás de la eyaculación precoz son las costumbres sexuales del hombre. Los más jóvenes pueden experimentar eyaculaciones precoces durante sus primeras relaciones sexuales. La razón es la excitación debida a experimentar algo nuevo.

Los hombres que hayan tenido pocas relaciones sexuales también pueden padecer de eyaculación precoz, ya que están menos acostumbrados a canalizar su excitación sexual. Los hombres que se masturban a menudo también pueden experimentar eyaculaciones precoces al tener pareja, ya que tendrán la costumbre de eyacular lo antes posible y que ese sea su único objetivo, en lugar de satisfacer a su pareja. Por ello es muy común que empiecen a tener eyaculaciones precoces y que no sean capaces de controlarlas durante mucho tiempo.

Por lo general, el miedo a decepcionar a la pareja, intentar hacerlo lo mejor posible, o una pareja que les atraiga mucho o se sienta muy atraída hacia ellos también pueden provocar eyaculaciones precoces.

Las causas biológicas

A pesar de que las causas psicológicas son las más comunes a la hora de tener eyaculaciones prematuras, las causas biológicas también juegan un papel esencial en el caso de algunos hombres. Por ejemplo, la toma de algunos medicamentos puede provocar que se produzca una eyaculación antes de tiempo.

Otras posibles causas son la inflamación de la uretra, dificultad para dejar el glande al descubierto (fimosis), o un prepucio demasiado corto.

Posibles consecuencias de esta disfunción

La primera consecuencia de la eyaculación precoz es, por supuesto, cómo afecta al hombre que la padece. Primero se sentirá molesto, frustrado, avergonzado y todo esto terminará por hacerle perder confianza en sí mismo. 

Además, puede afectar a la relación de pareja. Tendrá la sensación de no “cumplir”, y con el paso del tiempo puede provocar sentimientos depresivos. En la vida de pareja, la eyaculación precoz puede causar conflictos, peleas e incluso llevar a la ruptura.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la eyaculación precoz es un problema frecuente y que, a pesar de que aún es un tema tabú, muchos hombres tienen que enfrentarse a ello a lo largo de su vida. Por suerte, actualmente existen tratamientos, soluciones y consejos que pueden devolver rápidamente la normalidad a sus vidas.

Tratamientos contra la eyaculación precoz.

Si padece de eyaculación precoz, existen tratamientos y soluciones para ayudarle a controlar sus eyaculaciones y volver a tener una vida sexual plena.

Los medicamentos

Existen principalmente dos tratamientos para tratar la eyaculación precoz:

priligyEste medicamento contiene un potente agente activo inhibidor de la recaptación neuronal de serotonina. Este agente activo se utiliza principalmente como antidepresivo. Su función es garantizar el bienestar del paciente eliminando el estrés, el miedo, la angustia y la pérdida de confianza en sí mismo que se experimenta al padecer de eyaculación precoz.

Este medicamento está disponible en forma de comprimidos y debe tomarse de 1 a 3 horas antes de tener relaciones sexuales. Tiene la capacidad de multiplicar por 3 el tiempo que transcurre antes de que se produzca la eyaculación y es eficaz durante un periodo de 6 a 8 horas. Priligy es un medicamento muy recetado por los médicos para tratar la eyaculación prematura.

EmlaEmla es una crema que contiene anestésicos locales. Sus dos agentes activos (lidocaína y prilocaína) anulan la hipersensibilidad de la zona y disminuyen la transmisión de señales relacionadas con el placer hacia el sistema nervioso central.

Debe aplicar esta crema y esperar (según el tiempo que le indique su médico) entre 10 minutos y 1 hora. Emla tiene la capacidad de retrasar la eyaculación, y numerosos estudios han demostrado su eficacia.

Los retardantes de la eyaculación

Cuando hablamos de retardantes de la eyaculación, nos referimos a:

  • Las toallitas Viaman

Estas toallitas contienen ingredientes como extracto de menta o de Hierba de San Juan, muy conocidos por su eficacia para retrasar la eyaculación. Son discretas y sencillas de utilizar: basta con aplicar la toallita en la zona y esperar unos veinte minutos para poder tener relaciones sexuales.

  • El spray retardante Viaman

Este spray sin perfume, discreto y elaborado a base de ingredientes naturales activos, puede ser la solución para aquellos que padecen de eyaculación precoz. Basta con utilizarlo 20 minutos antes del acto sexual para llegar a controlar la eyaculación. Puede llevarlo siempre consigo con total discreción, ya que está disponible en formato bolsillo.

Hace meses que este spray ha reemplazado al Spray Stud100 que ya no está a la venta.

  • Los preservativos

Todas las marcas conocidas de preservativos cuentan hoy en día con su propia gama de preservativos retardantes de la eyaculación. Podrá elegir la forma, el grosor, con o sin gel anestesiante, etc.

Este tipo de preservativo es una solución simple, discreta y barata. Está concebido para reducir a la mitad la estimulación producida por el contacto entre el pene y la vagina. En este caso, el preservativo contiene un gel anestésico, que suele ser la benzocaína, y se encuentra en la parte interna del preservativo. Entonces, entra en contacto con las mucosas del glande a la hora de tener relaciones sexuales y permite reducir la excitación sexual del hombre.

El papel de la pareja

Cuando un hombre padece de eyaculación precoz, experimentará vergüenza y una pérdida de confianza en sí mismo. Es fundamental que el hombre hable con su pareja y que le explique lo que siente. No hablar de ello o negar que está ocurriendo es más perjudicial que la eyaculación precoz en sí.

Su pareja debe prestar atención a la manera de expresarse, y sobre todo debe evitar los reproches que solamente empeorarán la situación. Si su pareja experimenta a menudo eyaculaciones precoces, nunca debe juzgarlo sino al contrario, tranquilizarlo. 

Si su pareja suele reaccionar de forma negativa frente a esta situación, y esto desencadena peleas y malentendidos, esto es señal de un problema más serio y las parejas que no tienen la capacidad de resolver sus problemas sexuales no podrán durar.

Si, por el contrario, su pareja está dispuesta a ayudarle a superar esta dificultad mostrando comprensión y estando ahí para escuchar, es muy posible que sus problemas de eyaculación precoz se solucionen bastante rápido ya que le resultará más sencillo combatirlos estando juntos.

¿A quién debo consultar para poner fin a mis problemas de eyaculación?

No resulta sencillo hablar de los problemas de eyaculación precoz. Y, sin embargo, es necesario hacerlo para encontrar la causa y el tratamiento adecuado. Lo mejor es que pida cita con su médico o con un sexólogo.

La sexoterapia ha demostrado su eficacia. Esta forma de psicoterapia puede hacerse de manera individual o en pareja. Hablar con un sexólogo eliminará los bloqueos psicológicos. El objetivo de las primeras sesiones será evaluar el por qué de las eyaculaciones prematuras. Si cree que es capaz de hacerlo, ¡le aseguramos que este método funciona!

Nuestros consejos para superarlo

A continuación le presentamos algunos consejos que pueden ayudarle a controlar, y por tanto a retrasar la eyaculación:

  • Piense en otra cosa

No siempre resulta fácil, pero si siente que va a eyacular y que es demasiado pronto, intente pensar en otra cosa para ganar algunos minutos.

  • Practique la técnica del “squeeze”

Este método es simple pero muy eficaz. Consiste en presionar la base del pene antes de eyacular. Mantenga la presión durante treinta segundos para calmar sus ganas de eyacular, y retome su actividad sexual. Puede repetir esto las veces que haga falta mientras está teniendo relaciones sexuales, hasta que decida eyacular.

  • Controle su respiración

Esto parece demasiado simple como para que funcione, ¡y sin embargo funciona! Si tiene ganas de eyacular, respire profundamente. De esta forma, estará oxigenando su cuerpo, se refrescará las ideas y podrá retrasar la eyaculación.

  • La masturbación

Si desea controlar sus eyaculaciones, la masturbación es una solución eficaz. En lugar de querer eyacular lo antes posible como es el caso de la masturbación, intente prolongar la experiencia parando cuando crea que va a eyacular.

  • Preste atención a sus movimientos

Si sus movimientos de vaivén son demasiado rápidos e intensos, lo único que conseguirá será precipitar la eyaculación. Tómese su tiempo, varíe el ritmo y prolongue los preliminares. También puede pedirle a su pareja que deje de moverse si siente que va a eyacular, y retomar sus movimientos después de unos segundos.

  • Las posturas

Piense en las posturas sexuales que practica con su pareja. Es posible que algunas le exciten más que otras y por tanto hagan que eyacule antes de lo deseado.

Si sigue estos consejos, ¡podrá retrasar su eyaculación durante unos cuantos minutos!

Conclusión

Para tratar los problemas de eyaculación precoz hace falta paciencia, motivación, y hablar de ello si se prolonga durante mucho tiempo. No deje que la vergüenza le impida tratar el problema, no pierda el tiempo y no se cierre a encontrar una posible solución.

Si padece de eyaculación precoz, existen muchas soluciones y tratamientos distintos a su disposición, como por ejemplo los medicamentos, consultar a un sexólogo, preservativos adaptados o incluso toallitas o sprays retardantes. Es un problema con el que tienen que lidiar muchos hombres, ya sea de forma puntual o más frecuentemente, y por tanto es muy común acudir al médico por esta razón. No tiene por qué darle vergüenza consultarlo.

La eyaculación precoz no es una enfermedad propiamente dicha, y por ello es totalmente posible encontrar la causa y tratarla. No espere más, ya que entre más espere, ¡menos seguro se sentirá de sí mismo!

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments