Disfunción eréctil

La disfunción eréctil o impotencia en los hombres es la incapacidad puntual o permanente de mantener una erección satisfactoria a la hora de tener relaciones sexuales. Sin embargo, es importante saber  diferenciar la impotencia sexual de los problemas ocasionales.

Los últimos se producen de manera puntual y se deben sobre todo al estrés, el cansancio, el alcohol, el tabaco o la obesidad.

Solamente podemos hablar de impotencia si el problema persiste por un período de más de 6 meses. Los problemas sexuales crónicos son disfunciones cada vez más frecuentes en los hombres, y alrededor de un 30% de los hombres en la década de los cuarenta los padecen.

¿Cómo se trata? ¿Cuáles son las causas de la impotencia? ¿Cómo puede evitarse? ¿A quién debe consultar? ¿Cuáles son sus consecuencias para los hombres? ¿Qué papel tiene la pareja sexual? Responderemos a todas sus preguntas en esta guía dedicada a la disfunción eréctil y cómo tratarla. 

Viagra: el tratamiento más recomendado para combatir la Disfunción eréctil

prix viagra france

No resulta sorprendente que la Viagra sea el tratamiento más recetado para los hombres que desean retomar el control de su erección y eliminar los problemas de impotencia.

Este tratamiento pertenece a un grupo de medicamentos denominados inhibidores de la fosfodiesterasa de tipo 5. Se receta a hombres con problemas de erección, es decir, que son incapaces de tener o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener relaciones sexuales satisfactorias.

Para que este medicamento resulte eficaz, es necesario que se produzca estimulación sexual. Por tanto, se trata de un suplemento, ¡pero no es una píldora milagrosa! Si desea saber más sobre algunas alternativas a la Viagra, lea el resto de este artículo. 

Haga clic aquí para comprar Viagra

La erección: ¿cómo funciona?

La erección corresponde a la hinchazón y el posterior endurecimiento del pene. Esto ocurre bajo los efectos de la excitación sexual, cuando los cuerpos cavernosos del interior del pene se llenan de sangre. El prepucio se retira para dejar el glande al descubierto y permitir tener relaciones sexuales.

Poder tener una erección es más complicado de lo que parece. De hecho, hay muchos factores que intervienen a la hora de poder tener una experiencia sexual satisfactoria:

  • el cerebro
  • los nervios
  • las hormonas
  • los vasos sanguíneos

Como consecuencia, si uno de estos 4 elementos presenta algún problema, todo el “sistema” puede fallar.

penis-erection

Recordatorio

La impotencia sexual no debe confundirse con la ausencia de deseo sexual ni con la eyaculación precoz. Además, no es sinónimo de esterilidad. La impotencia es un problema independiente, contra el que hay que adoptar ciertas medidas para poder mejorarlo o eliminarlo.

Síntomas de la disfunción eréctil

La impotencia sexual masculina puede afectar a todos los hombres, sin distinción de cultura o de clase social. Aunque resulta muy frecuente a partir de los 40, también puede afectar a hombres más jovenes. Sus síntomas son:

  • imposibilidad de mantener una erección lo suficientemente firme como para tener relaciones
  • o la imposibilidad de tener una erección por completo

Y todo ello a pesar de tener unos niveles normales de deseo sexual. Por tanto, el sexo y la masturbación se vuelven difíciles o incluso imposibles, lo cual tiene un impacto negativo en el bienestar de las personas que la experimentan. De hecho, complica la vida de los hombres que la experimentan y la de sus parejas.

¿Por qué se produce la impotencia?: causas principales

La impotencia sexual es principalmente un problema relacionado con el flujo sanguíneo del pene. Esto puede deberse a muchas causas, que deben eliminarse poco a poco mediante exámenes médicos. Se pueden distinguir dos grandes grupos de problemas que pueden alterar la capacidad de tener una erección:

 Causas fisiológicas: 

  • obesidad
  • enfermedades cardiovasculares: hipertensión, hipotensión, aterosclerosis, infartos…
  • diabetes
  • tabaquismo
  • enfermedades neurológicas: tumores, esclerosis múltiple, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Párkinson…
  • algunos medicamentos: antidepresivos, neurolépticos, diuréticos, betabloqueantes, somníferos, quimioterapia…
  • algunos tipos de cáncer
  • cirugía de la próstata o de la vejiga
  • problemas de adicción: alcohol, drogas…
  • problemas hormonales: disminución de los niveles de testosterona, problemas de la glándula tiroides…
  • insomnio, cansancio

Causas psicológicas: 

  • depresión, ansiedad…
  • experiencias traumáticas: accidente, duelo…
  • dificultades en la pareja: aburrimiento, infidelidades…
  • estrés
  • problemas de identidad sexual

Sea cual sea el motivo por el que se produce la impotencia, es conveniente saber que las posibilidades de padecerla aumentan con los años.

¿Por qué debe tratarse lo antes posible?

Es fundamental intentar poner solución a la impotencia sexual cuanto antes para evitar que arraigue en la vida del paciente y que se transforme en una verdadera barrera psicológica.

Por supuesto, es importante buscar una solución para poner fin a los problemas de autoestima y poder llevar una vida sexual plena, pero también es necesario realizar exámenes médicos lo antes posible para eliminar la posibilidad de que se deba a una de las patologías mencionadas anteriormente.

A pesar de que a muchos hombres les resulta complicado hablar de ello, el médico de cabecera siempre está a disposición de los pacientes y garantizará su confidencialidad. Solamente su médico podrá indicarle qué análisis debe realizarse y, si fuera necesario, enviarlo a consultar a un urólogo, sexólogo o incluso un psicólogo para poder identificar la causa del problema.

¿La impotencia puede curarse de verdad?

Sí, la impotencia masculina ya no es un problema sin solución. Actualmente existen toda una serie de tratamientos que se adaptan a cada causa.

Diferentes soluciones para combatir los problemas de erección

Por suerte, actualmente existen múltiples soluciones para enfrentarse a este problema doloroso y que a menudo avergüenza a aquellos que lo padecen. Normalmente el tratamiento implica cambios en el estilo de vida del paciente, que lo ayudarán a sentirse mejor y cuidar de sí mismo.

El ejercicio físico es una parte obligatoria de cualquier tratamiento. No solamente es beneficioso para el organismo, sino que además ayuda al paciente a relajarse para poder tener una erección satisfactoria.

Si la impotencia se debe a factores psicológicos

Si la impotencia se debe a factores psicológicos, será necesario establecer una terapia individual o de pareja, o consultar a un sexólogo. Los tratamientos que se mencionan a continuación le ayudarán, pero no eliminarán el problema de raíz.

Si la impotencia se debe a factores fisiológicos

Los medicamentos

Existen muchos tratamientos médicos que se utilizan para ayudar a obtener una erección firme y duradera. Cada uno de ellos es diferente, pero independientemente de ello hay 2 criterios principales a tener en cuenta según la necesidad del paciente:

  • un medicamento que actúe rápidamente
  • un medicamento que aumente la duración de la erección

Otra posibilidad es administrar testosterona al paciente.

Es necesario recordar que todos los medicamentos pueden tener efectos secundarios y que, dado que todos son distintos, pueden tolerarse mejor o peor. Además, es posible que interactúen con otros medicamentos. Por tanto, si está tomando cualquier otro tratamiento, no olvide consultar a su médico.

Además, tomar estos medicamentos no producirá una erección a menos que también haya preliminares, indispensables para que haya excitación sexual. Por tanto, a pesar de tomar inductores de la erección, no tendrá erecciones repentinas si no hay ningún tipo de excitación.

Por otra parte, a algunos hombres no les gusta el aspecto algo “mecánico” de estos medicamentos, ya que es necesario haber planeado de antemano las relaciones sexuales para poder tomar el medicamento unos minutos antes.

Estos son los principales medicamentos utilizados para facilitar la erección: 

  • Viagra: es el tratamiento más popular y el más vendido en todo el mundo. Se administra en forma de comprimidos, su principio activo es el sildenafilo, y tarda en actuar menos de 60 minutos, con una duración de 4 a 6 horas.
  • Cialis: casi tan conocido como el primero, también viene en forma de comprimidos a base de tadalafilo, y actúa al cabo de unos 40 minutos. Sus efectos pueden durar hasta 36h.
  • Spedra: ha sido el último en ser lanzado al mercado, también se vende en forma de comprimidos a base de avalafilo. Actúa al cabo de 15 minutos  (¡es el más rápido!) y puede propiciar que se produzcan erecciones durante un período de 5 a 6 horas.
  • Levitra: otro medicamento en forma de comprimidos y a base de vardenafilo, actúa al cabo de  30 minutos y  durante un periodo de 4 a 6 horas.
  • Vivirec: es el único tratamiento que se vende en forma de gel. Actúa muy rápidamente (5 a 30 minutos) pero su duración de acción es inferior a la de todos los demás tratamientos, de 1 a 2 horas.
  • Sildenafil: es la versión genérica de la Viagra, y utiliza el mismo principio activo. Permite que se produzca una erección en menos de 30 minutos tras su administración.
  • Caverject: es el único tratamiento en forma de inyección. Se inyecta directamente en los cuerpos cavernosos del pene para que se pueda producir una erección después de la estimulación sexual.

Tratamientos locales

Aquellos pacientes que consideren que este tipo de tratamientos los limita demasiado, pueden optar por un tratamiento local a base de inyecciones locales de Alprostadil, que se pueden administrar a sí mismos directamente en el pene unos 10 minutos antes de tener relaciones sexuales, y garantizan una erección que puede durar de 1 a 2 horas.

El Alprostadilo es una variante de la prostaglandina, con propiedades vasodilatadoras, por lo que ayuda a estimular el flujo sanguíneo del pene.

pompeAdemás, existe un accesorio diseñado para ayudar a mantener la erección: la bomba de vacío para el pene. Se coloca en el pene antes de tener relaciones y luego se acciona, permitiendo el flujo sanguíneo hacia el pene.

Una vez que el pene está erguido, se coloca un soporte en su base para mantener el flujo sanguíneo. Al terminar de tener relaciones, se retira este soporte. Esta técnica requiere algo de experiencia y es temporal, ya que solamente actúa durante 30 minutos.

Tratamientos quirúrgicos

Para terminar, los especialistas han desarrollado distintos tratamientos quirúrgicos para los más radicales. Actualmente, existen varias posibilidades:

  • colocarse un implante peneano que puede estar totalmente erecto o semi-rígido (la última opción aumenta el riesgo de que se produzca una erección casi constante). La mayoría de las veces, la bomba utilizada para inflarlo se coloca bajo el escroto para mayor discreción. Este tipo de implante es completamente invisible y no contiene ningún tipo de líquido. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que este tipo de operación destruye el tejido eréctil de manera irreversible;
  • recurrir a una intervención de revascularización para aquellas personas cuyo flujo sanguíneo sea débil, en casos en los que esto no se deba a problemas de diabetes. Esta técnica suele utilizarse solamente en hombres que han sufrido una fractura de la pelvis o en jóvenes;
  • proceder a una ligadura de las venas en caso de fuga venosa. Esta operación presenta muchos riesgos.

Elija la opción que elija, es absolutamente necesario consultar el problema con su pareja para no obstaculizar la relación.

Comparativa entre Spedra, Vitaros, Levitra, Viagra y Cialis

Puede resultar difícil encontrar el producto adecuado entre todos los tratamientos disponibles en el mercado. Nosotros podemos ayudarle a elegir la mejor opción, gracias a una comparativa objetiva de los distintos criterios que debe tener en cuenta al elegir.

Dado que la eficacia de todos los tratamientos contra la impotencia ha sido comprobada, la diferencia está principalmente en 1) su posología, 2) su precio y, para terminar, 3) la duración de sus efectos. A continuación le presentamos lo que debe saber sobre los tratamientos principales que están disponibles en el mercado, que son el Gel Vitaros, y los comprimidos de Viagra, Levitra, Cialis, y, por supuesto, el último en salir al mercado: ¡Spedra!

Precio: a partir de 145€
Administración: gel
Duración de sus efectos: entre 5 y 30 minutos
Actúa al cabo de: 1 a 2h
Principio activo: Alprostadil

Disfunción eréctil
4 (80%) 10 votes