Sequedad vaginal: causas, síntomas y tratamientos de esta disfunción sexual

La sequedad vaginal suele ser pasajera y afectar a todas las mujeres en cualquier momento de su vida. La sequedad íntima afecta a una de cada dos mujeres durante la menopausia y una de cada diez mujeres declara haber sufrido este problema en algún momento de su vida.

Puede provocar dolor durante las relaciones sexuales, tener consecuencias negativas en la vida de pareja y, a veces, causar problemas psicológicos. Por tanto, es esencial que actúe cuanto antes y que no permita que el problema se alargue. 

Si sufre de sequedad íntima, no se preocupe, existen tratamientos y soluciones para ponerle fin. ¿Cuáles son? ¿Qué provoca la sequedad vaginal? ¿Cuáles son sus consecuencias? Respondemos a todas sus preguntas sobre la sequedad vaginal.

Sequedad vaginal: definición y síntomas

La sequedad vaginal es una alteración de la flora vaginal. Es más frecuente cuando la mujer está en edad de tener la menopausia, pero puede afectar a mujeres más jóvenes y en cualquier momento de su vida. La sequedad íntima tiene, por supuesto, consecuencias en la sexualidad de las mujeres que la sufren y puede aumentar el riesgo de infecciones ginecológicas.

Los síntomas de la sequedad íntima son principalmente una sensación de irritación en la vagina, dolor durante las relaciones sexuales, picores en la vagina o una sensación de quemazón.

Causas de la sequedad íntima

La causa principal de la sequedad íntima es que los ovarios dejan de producir hormonas femininas. Por eso se trata de un problema que aparece sobre todo durante la menopausia. Sin embargo, hay otros motivos por los que puede aparecer la sequeddad vaginal:

  • Embarazo
  • Parto
  • Lactancia
  • Mala higiene íntima
  • Variaciones en el ciclo menstrual
  • Consumo de tabaco
  • Consumo de alcohol
  • Medicamentos como los antidepresivos o tratamientos complicados como la quimioterapia
  • Estrés, cansancio o ansiedad
  • Infecciones o irritaciones de la mucosa vaginal

Si desea averiguar la causa de la sequedad vaginal, tendrá que consultar a su médico, que le hará una serie de preguntas médicas. Entonces, le hará un examen clínico. Es posible que la derive hacia un ginecólogo para tomar una muestra vaginal. Además, puede encargar que le tomen una muestra de sangre con un análisis de sus niveles hormonales.

Es fundamental que consulte a su médico cuanto antes para poder determinar si la causa es médica y empezar con un tratamiento lo antes posible.

¿Cómo se trata la sequedad vaginal?

Si padece de sequedad vaginal, no se preocupe, existen distintas soluciones y tratamientos para ponerle fin.

Los lubricantes, ya sean en forma de crema o de gel, permiten rehidratar las mucosas vaginales justo antes de tener relaciones sexuales. Estos lubricantes pueden comprarse sin receta en farmacia o en línea, si desea obtenerlos al mejor precio.

El gel lubricante Sensilube es uno de los más eficaces. No tiene perfume ni alcohol, y es hipoalergénico. Puede utilizarse en combinación con los preservativos, y su acción es de corta duración. Por tanto, dejará de tener efecto después de las relaciones sexuales. A los usuarios de Sensilube les suele gustar su textura, su eficacia y la sensación que aporta.

El gel lubricante Monasens también es un clásico, y suele recomendarse a aquellas mujeres que tienen problemas de sequedad vaginal. Está hecho a base de agua purificada, y adaptado especialmente a las mujeres menopáusicas que padecen de sequedad íntima.

Desde hace poco, han empezado a diseñarse lubricantes de larga duración a base de ácido hialurónico, cuya particularidad es que sus efectos duran varios días.

Consecuencias en la sexualidad de la pareja

La consecuencia más directa de la sequedad vaginal son los problemas sexuales que puede provocar. Pueden aparecer las siguientes dificultades:

  • Penetración difícil

Para que las relaciones sexuales salgan bien, es necesario que el hombre tenga una erección, y que su pareja esté lo suficientemente lubricada. Pero si no hay lubricación suficiente, la penetración se volverá difícil e incluso imposible en algunos casos. El pene del hombre no conseguirá penetrar ya que la fricción contra las paredes de la vagina será demasiado intensa, en lugar de poder deslizarse sin problema.

  • La mujer experimentará dolor

Si el hombre fuerza la penetración, la mujer que sufra de sequedad vaginal experimentará dolor, ya que la mucosa vaginal es muy sensible.

  • El hombre experimentará dolor

El hombre también experimentará dolor si fuerza la penetración. SI la mucosa vaginal no está lo suficientemente lubricada, el glande del pene, que es una mucosa sensible, le dolerá debido a la fricción que se produce durante la penetración.

  • Disminución del deseo sexual

Si la mujer experimenta dolor durante la penetración, seguramente deje de tener ganas de tener relaciones sexuales. Si siente dolor, la mujer experimentará menos deseo sexual, menos excitación y, por tanto, menos lubricación vaginal. Se trata de un círculo vicioso.

  • Problemas de erección

Si el hombre experimenta dolor durante la penetración o tiene miedo de hacer daño a su pareja, le resultará difícil mantener una erección. En lugar de experimentar excitación sexual, tendrá miedo, y esto no facilita la erección.

¿Cómo puede ayudar a su pareja?

Si su pareja sufre de sequedad vaginal, un hombre puede ayudarla de distintas formas. Es importante hablar de ello. No se preocupe, muchos hombres están al tanto de este problema y no suelen reaccionar de forma negativa.

Si experimenta dolor, explíquele lo que siente cuando se produce la penetración. Si conoce la causa de su sequedad vaginal, dígaselo y hágale saber que está siguiendo un tratamiento, ya sea hormonal o con un gel lubricante.

Los hombres tienen una tendencia a sentirse culpables si su pareja tiene una disfunción sexual. Por tanto, es importante hacerle saber que no es su culpa y que solamente debe ser paciente, que todo volverá a la normalidad.

Prevenir la sequedad íntima

Para prevenir la sequedad vaginal o evitar que vuelva a ocurrir, puede seguir estos consejos:

  • Tener una buena higiene íntima, pero no lavarse más de la cuenta
  • No utilizar productos de higiene íntima demasiado irritantes
  • Evitar el consumo de tabaco y de alcohol
  • Utilice ropa interior de un material que no sea irritante, como el algodón
  • Evite el estrés

Estos consejos son muy simples de seguir en el día a día y pueden evitar la aparición de la sequedad vaginal.

Conclusión

La sequedad vaginal es una afección sexual que afecta a muchas mujeres a lo largo de su vida. Lo importante es saber que existe un motivo para que esto se produzca y, por tanto, también hay una solución para ello.

Los lubricantes en forma de gel o de crema son muy eficaces, al igual que los tratamientos hormonales sustitutivos para mujeres que tiene menopausia. Consulte a su médico o a su ginecólogo cuanto antes. Y no lo olvide, ¡hable con su pareja!

Sequedad Vaginal
5 (100%) 3 votes